¿Vuelos regalados?

Esta es una idea que estoy trabajando desde hace un par de meses, y me pareció interesante plasmarla en una nota. Es completamente personal y totalmente subjetiva, y no tengo ni remotamente la bola mágica, entiéndase esto de entrada.

Desde hace un tiempo veo comentarios del tenor de: «ahorremos en dólares, tengamos los verdes, que cuando todo esto pase, habrá super ofertas de vuelos, y vamos a conseguir volar por dos mangos, nos van a pedir por favor que nos subamos a los aviones».

Luego de varios meses nos preguntamos nuevamente:

¿Aparecerán vuelos baratísimos en el marco de esta pandemia?¿Las aerolíneas nos regalarán sus asientos para llenar los vuelos? ¿Realmente nos van a pedir por favor que nos subamos a los aviones para seguir volando? 

Nos parece que esas afirmaciones no son ciertas. Hoy ya estamos viendo el naciente fervor en volar a partir del mes de Septiembre, y realmente es un punto en el que no sabremos si habrá vuelos regulares o no, pero las ganas ya se sienten acaloradamente.

Mucho más allá de este blog queda esbozar ideas acerca de cuál es la conducta acertada, si subirse a un avión ahora, o esperar a volar con mayor tranquilidad.

Todos saben que nos encanta «jugar» con millas o programas y que por más que hoy no podamos volar, amamos soñar con ello, armar estrategias y hasta incluso tener varios vuelos reservados o emitidos a partir de fin de año. Pero ello dista de definir cuál es el criterio acertado en cuanto a viajes reales en lo inmediato.

De hecho nos parece que lo correcto es hacer lo que le nazca a cada uno, si no estás seguro, meté los dos pies en el freno, y esperá a estarlo, sea que se trate de volar pronto, sea que se trate de invertir en un programa de millas. Cada uno es dueño de sus vidas y sus ahorros, y no hay actitud más acertada que la de hacer lo que sientas.

Hecha esta aclaración, retomamos el planteo.

Es cierto que hay una cantidad de pasajeros, viajeros habituales o no, que tomarán sus recaudos y decidirán no volar hasta que salga una vacuna al mercado que nos permita hacerlo en forma más confiable. Pero hay muchos que ya quieren estar arriba de un avión, con tickets emitidos y con reservas en diversos destinos.

Una gran cantidad de pasajeros que tienen vuelos emitidos para septiembre volarían gustosos aún sin vacuna.

Más allá del mes en el que arranquen los vuelos regulares, me parece que va a haber una gran demanda de vuelos, y una notable cantidad de gente queriendo subir a los aviones.

Y en este contexto de alta demanda, poca capacidad de asientos en los vuelos (ya que buena parte de las aerolíneas está permitiendo ocupar asiento por medio, con lo cual podrás meter en un 777 o 787 menos de 200 personas) y en donde además las aerolíneas tienen una necesidad real de vender el asiento al menos por sus costos, para poder pagar desde el sueldo del piloto hasta la última tuerca de una rueda, no creo que veamos vuelos regalados.

¿Van a rematar los vuelos? Eso es imaginando un escenario irreal en donde nadie querrá viajar, en el que las aerolíneas regalarán los asientos por centavos para restar un par de dólares de su pérdida, y en el que sólo unos pocos quieran subirse a un avión. La realidad está demostrando que eso no es así.

Tal vez alguna aerolínea haga algún remate de asientos, o rebaje hasta el asombro los vuelos para que la demanda se incline por su país y no por otro. Tal vez alguna aerolínea de algún país que hoy no está tan bien con esta pandemia, tenga pasajes baratísimos al sólo efecto de fomentar su turismo, al mejor estilo de Cancún o Sicilia, que prometieron rebajas por visitar esos destinos.

Pero no creo que sea lo habitual ni la regla.

Sin ir más allá, Iberia en el Hot Sale rebajó asientos a 680 impagables dólares, como de super oferta.

O miremos Latam, que nunca rebaja sus vuelos a Madrid de AR$ 60.000. Tal vez le encontremos la vuelta usando la anunciada flexibilidad para cambiar un ticket de temporada baja para otra altísima, pero en la realidad, no fue más que eso, nunca hubo tickets regalados.

En este orden de ideas, es lógico pensar que si ahora las aerolíneas no están rematando vuelos, en esta etapa que es en la que más necesitan los fondos, en la que no obtienen ingresos estables ni se puede volar, más adelante, con demanda creciente, y con vuelos regulares habilitados o próximos a estarlo, tampoco regalarán asientos.

Cómo una cosa es rematar vuelos y otra fomentar el programa, paralelamente, hoy las aerolíneas necesitan fondos contantes y sonantes, y hasta las más pintadas están vendiendo sus millas con descuento, Qatar, Alaska o Air Canada, tienen ventas de millas impensadas en otra época y que ahora son acciones de financiación.

Mismo American Airlines, que cada vez que entro en mi área de compra de millas tiene opciones para llevarte un 100% extra, mientras que por otro lado es frecuente encontrar tickets a Hawaii por 15.000 millas el tramo. Son todas acciones de financiación del momento, que antes rara vez las hemos visto, y rara vez las volveremos a ver.

Realmente nos parece que el momento para «aprovechar» es este.

Hay programas o aerolíneas que ofrecen afiliaciones o millas baratas: por un lado te beneficiás adquiriendo “derechos” a canjear por un lugar en un vuelo y por otro ayudás a una aerolínea o programa.

También vemos ofertas ahora, en otro tipo de servicios. Ejemplificando, la cadena Le Club Accor – All tiene tremendos descuentos para comprar tu estadía abierta a mitad de precio, en hoteles ubicados paraísos como Indonesia o Tailandia, a los que en otra época nos hubiera sido imposible acceder.

El momento es este. Una vez superado el trance y retomando la apertura de fronteras y volviendo al menos a una incipiente actividad turística, no volveremos a ver estas oportunidades. Es nuestra idea.

O también es ahora la oportunidad de acceder a categorías elite en programas de aerolíneas, hoteles o el que sea, sólo porque ahora, en la carrera de los programas por mantener el interés de sus socios, han caído las metas exigidas para alcanzar o mantener el estatus.

Respecto de los vuelos, deberemos evaluar con mucho, muchísimo cuidado a que aerolíneas o programas apostar, ya que tampoco sabemos cual va a sobrevivir a esta crisis sin precedentes. Eventualmente deberemos intentar comprar las millas y emitir casi al mismo tiempo, ya que tampoco se puede asegurar que la aerolínea que vende millas, no devalúe casi inmediatamente un canje, para compensar.

Nosotros también nos habíamos ilusionado otrora con pasajes regalados, Pero desde hace un par de meses que vengo madurando esta idea y no creo que las aerolíneas regalen nada.

Ahora que si piensan en ahorrar en esta etapa, desde el punto de vista de asegurar el dinero ya que no sabés que aerolínea sobrevive, la idea es también muy valedera.

De igual manera es también un buen razonamiento que aquel que no se sienta seguro para volar, que vea que no están dadas las condiciones para ello, ahorre en una moneda constante, o realizando inversiones que mantengan el valor de sus ahorros a lo largo del tiempo, hasta tener la cosa un poco más clara.

Pero por el contrario, ahorrar específicamente para no invertir en vuelos ahora, ya que después habrá tickets baratísimos…  no lo veo. Regalar no creo que regalen ni rematen nada.

Ahora es el momento en donde podrían verse acciones de financiación para sostener gastos fijos. Luego de iniciados vuelos regulares, atendiendo a factores que ya les comenté (creciente demanda, escasez de vuelos y asientos y cobertura de costos mínimos), por el contrario, me parece que los tickets serán incluso hasta más costosos que antes.

Es sólo una idea que quería expresar desde hace rato, y vi un huequito acá para aportarla. No quiere decir que sea lo que realmente pase, tal vez me equivoque y nosotros seremos los primeros que correr a divulgar valores regalados, y también emitir vuelos baratísimos, porqué no, si es lo que más nos gusta.

De vuelta, estoy sólo pensando para afuera, es totalmente subjetivo y nadie tiene demasiada idea de como se presentará el futuro, pero el razonamiento anterior expresa un poco lo que me estaba rondando por la cabeza. Desde ya cualquier idea que no coincida con esto será bienvenida y recibida con agrado, porque todas suman, aportan y ayudan.

Y a vos que te parece ¿creés que es mejor invertir ahora o esperar que vengan ofertas turísticas regaladas más adelante? Contanos tus ideas…

Deja un comentario

48 ideas sobre “¿Vuelos regalados?”

A %d blogueros les gusta esto: