El que comparte, se queda con la mejor parte

No tanto tiempo ha pasado desde que comencé con mis actividades «viajeras», allá por el 2015 en donde leía el gran blog Infoviajera.com y otros del estilo que nos ayudaban a viajar mejor y más barato. Cómo ese viajero que entró por primera vez a una sala Vip y que se hacía llamar algo así como Sir Chandler. Una especie de Superman de los viajes.

Allá empezamos comentando en uno y otro post. Cosas que a uno le generaban dudas y cosas que se nos ocurrían. Ambas, por experiencia, ayudan a toda la comunidad. Cuándo uno lee las dudas de otros, y de igual manera pasará con las propias, nacen inquietudes, aprendemos a pensar, buscamos, investigamos, y adquirimos conocimiento.

Mucho nos beneficiamos con todos los pequeños y grandes aportes, no sólo de los blogueros sino también de los lectores que comentan en los post. Los comentarios de lectores son la clave: son el aspecto más jugoso y sustancial de una nota, igual o más importante que ella.

El principal motor del aprendizaje fue, en mi caso, los maravillosos comentarios de lectores, en los muchos blogs en los que fui incursionando. Esa es la clave: «compartir».

Cuando un lector sube al post una duda, hay 100 que piensan acerca de ella, e intentan dar con una solución. Eso mueve neuronas, enseña a pensar. Y muchos son los que se acercan a aportar una posible solución, una idea, o sencillamente otra duda que complementa la primera.

¿A que voy? A que los aportes en los posts son invalorables, son el néctar del tema que se trata.

Siempre hay sectores que tienen algunos «secretitos», que aprovechan en beneficio personal, los guardan para ellos. Está bien, es su decisión. No es la nuestra, nosotros (quienes hacemos Ratamundo.com) siempre hemos resuelto publicar esos secretitos a los que llegábamos, y lograr que sea aprovechado por el publico en general (y no por unos pocos) aunque sea muy poco tiempo, ya que la generalización de algo bueno trae muchas veces su corta duración.

Este comentario nos encantó, nos dijo que les estábamos «birlando» esos secretitos a los egoístas de siempre, y los estamos compartiendo con ustedes.

250

En muchas ocasiones encontramos algún tip interesante, que podríamos llamar «oculto». No dudamos a la hora de hacerlo público. Pese a que lo bueno dura poco, allá fue: en comentarios de algún post, en nuestro propio blog, en Twitter, es su mejor lugar.

Nunca dejamos de comentar en blogs amigos, nunca guardamos una data para Ratamundo.com, si es que podemos ayudar a alguien en un blog vecino. Ese es el secreto. Compartir.

Y algo más. Si encuentran algo, compartan. Cómo veníamos diciendo el lector/seguidor es un Superman viajero que todo lo puede. Confíen en que tienen el poder de generar. Traigan y nosotros compartiremos el descubrimiento.

Lo nuestro es un nexo, una conexión entre viajeros. Algunas cosas encontramos nosotros, otras las tomamos de lectores y compartimos. Llevamos y traemos.

«COMPARTIR» es la manera de llegar a más y mejores viajes. Y por sobre todas las cosas de aprender. Porque otro puede aprender algo del conocimiento de uno, pero lo más importante, es que siempre uno aprende del conocimiento de otro. Y para que ello ocurra, hace falta escribir acerca de esto. Un hallazgo, un matcheo, un tip interesante, cualquiera sea, suma.

El conocimiento compartido de una comunidad viajera mueve montañas.

Queridos lectores, para terminar, el secreto es ese, «Compartir». Es lo que mueve a este blog desde sus orígenes. Quienes hacemos Ratamundo.com no tenemos como actividad principal la de blogueros, sino que nos dedicamos a otras actividades durante el día. Realmente hacemos el blog de corazón, aunque sea con una nota escrita a la madrugada.

Por eso los incentivamos a que compartan sus conocimientos, descubrimientos, inquietudes, dudas, consultas, lo que sea. Todo lo que compartan siempre suma y ayuda a nuestro vecino viajero.

Deja un comentario

120 ideas sobre “El que comparte, se queda con la mejor parte”

A %d blogueros les gusta esto: