Llegamos al destino y nuestro alojamiento estaba cancelado. En medio del viaje, con dos problemas: te contamos quién respondió apropiadamente

Como te contamos en post anteriores, nos encontramos en Seychelles, víctimas de esta elucubración millera que con lujo de detalles narramos en ¡¡Volvemos a volar!! Sale un nuevo viaje en Ratamundo, con destinos en España, Dubái y Seychelles: estaremos en cuatro continentes ¡¡Lluvia de tips!!

Es raro que tengamos un problema con un alojamiento. En general tratamos de reservar por Booking u Orbitz, y son muy buenas plataformas. Incluso podés cancelar y recibirás el dinero en tu tarjeta muy rápidamente.

Pero esta vez, fue un mix de plataformas:

  • En Madrid, usamos Airbnb
  • En Dubai, puntos Rewards de HSBC, que te obligan a reservar en TTS Viajes
  • En Seychelles, tres islas:
    • Praslin, con Booking
    • La Digué con Orbitz
    • Mahé, con Orbitz
  • En Valencia, puntos ICBC, y elegimos Despegar entre dos opciones obligadas.
  • En Alicante, Booking
  • En Almería, Booking

Siempre que reservamos con Booking, lo hicimos en alianza con Wizz Air, aerolínea en la que ya tenemos algunos dólares de crédito por vuelos cancelados, y de paso sumamos 5% extra por el valor que pagamos por nuestros alojamientos.

Primera experiencia negativa, en Dubái

Pues bien, por primera vez en nuestra experiencia viajera, la reserva realizada a través de TTS Viajes. Llegamos a destino, consultamos muy relajados por nuestra reserva y el recepcionista nos informa (le costó decirlo) que la reserva había sido cancelada.

Entrando en detalles, nos cuenta que TTS Viajes contrató con otra agencia, que son los que hicieron la reserva. La cuestión es que alguna de ambas pidió la cancelaron el día anterior a nuestra llegada.

Ahí, frente al mostrador, 2 am, y sin reserva alguna. Y todo lo que nos había costado buscar, más el dinero pagado, más todos los días que teníamos en Dubái. Igualmente, lo último que hicimos fue desesperarnos.

Nos comunicamos con TTS Viajes, a un teléfono de emergencia. Nos atendió Rodrigo, super amable, pidió datos y comenzó a comunicarse con un departamento de reservas.

Fácilmente lo llamé 10 veces, y fácilmente me llamó otras 10. Entre otras cosas, no tenían correctamente ni el teléfono ni el mail del hotel, que se los conseguí fácilmente en la recepción.

Luego de varias horas de idas y vueltas, el hotel terminó dándonos un departamento más chico la primera noche, y el que reservamos nosotros, a partir de la segunda. Y TTS contrató como extra el desayuno para todos los días (que no lo teníamos pago).

Complementariamente, solicité resarcimiento por esa cancelación y por haber perdido prácticamente el primer día en Dubái, ya que nos fuimos a dormir como a las 7 de la mañana.

Verdaderamente, cuándo uno viaja al otro lado del mundo, lo que necesita es que los proveedores de servicios cumplan con lo pactado, y pagado. No llegar y que nadie sepa de que se trata lo que uno pide. 

Paralelamente, y sin obviar la importancia de la responsabilidad de una agencia, cuándo uno está en viaje, destacamos la eficiencia del equipo de emergencias de TTS, con un teléfono en donde te atienden 24 horas.

Ustedes deciden.

Segundo problema, La Digué, Seychelles, con Orbitz

Habíamos reservado un chalet muy bonito, cerca de la playa (aunque luego terminamos yendo a la playa más lejana, la locura de Grand Ansé, una playa inolvidable).

La plataforma elegida fue Orbitz, ya que cobraba como 100 dólares menos que el mismo chalet en Airbnb. Pagamos con nuestra visa Patagonia, y el asunto quedó saldado.

El tercer día de alojados, vino la propietaria a pedir que le abonemos en efectivo el valor del alquiler. Con los ojos como el 2 de Oro, le digo «cómo, si ya le pagamos el valor a Orbitz».

La cuestión, es que la propietaria desde hace rato que no le da más bola a Orbitz, pero no sacó el alojamiento de la plataforma. Orbitz lo sigue alquilando pero por alguna razón no puede girarle los fondos.

Le pedimos un rato. Enseguida, nos comunicamos con Orbitz. Nos dijeron que no nos preocupemos, que iban a contactar al propietario para confirmar que no haya recibido el pago.

A las 10.16 nos dijeron eso, y luego volvieron a las 10.57, tan sólo 41 minutos después, para confirmar que efectivamente el propietario no recibió el pago de Orbitz y que ya me habían hecho el reintegro a la tarjeta de crédito, habilitándome para que yo pueda pagar por mí mismo. Seguidamente, las pruebas de nuestro contacto por Twitter: 

0

Y efectivamente recibimos un mail con el reintegro, 11 minutos después. Orbitz es sencillamente genial:

00

Conclusión

Dos reservas, dos inconvenientes, dos soluciones. Dos modalidades distintas, y ambas con muy buena respuesta del prestador del servicio.

Cada cual, que elija la que le guste.

Y vos? Cómo venís con tus alojamientos?

Los posts de nuestro viaje:

Deja un comentario

56 ideas sobre “Llegamos al destino y nuestro alojamiento estaba cancelado. En medio del viaje, con dos problemas: te contamos quién respondió apropiadamente”

A %d blogueros les gusta esto: