¿Cancelamos o reprogramamos? La gran incógnita

Desde hace un par de semanas que todos venimos recibiendo noticias de diversa índole:

  • Nuestra aerolínea cancela vuelos, pero hasta una semana antes del mío
  • Mi vuelo está cancelado, pero llamo y no me atienden.
  • Cuando me atienden, lo programo para otra fecha y me quieren cobrar recargo
  • Hice la compra por una agencia, y en la agencia no me están respondiendo.

Más allá de tema vuelos, tenemos que resolver que hacemos con los alojamientos, excursiones, etc etc. En definitiva, viajes completamente armados, que deberemos intentar recuperar o reorganizar.

Con relación a las aerolíneas, están manejándose con diversas políticas de cancelación o reprogramación. En líneas generales, el criterio es cobrar una diferencia tarifaria, que a veces es mayor que el propio costo del billete.

Ayer hablamos de un mail que mandó Latam, comprometiéndose a no cobrar diferencia tarifaria en una reprogramación. Pero pareciera ser, según nos comentó un lector que pudo comunicarse, que esas condiciones no serían aplicables para argentinos. Extrañamente, y en el mismo sentido, no volvimos a encontrar esas condiciones en la web de la aerolínea.

Respecto ahora de los alojamientos.

Ayer te contábamos que definitivamente decidimos abandonar nuestra idea de ir a la bella isla de San Andrés, Colombia. Te lo contábamos en: Lo intentamos, pero ya fue: pedimos devolución de alojamiento NO cancelable. Modificación de la política de cancelación de alojamientos por fuerza mayor

Básicamente hicimos un canje de millas para volar con Latam, hasta Bogotá. Luego, reservamos y pagamos un hotel en San Andrés. El vuelo interno hasta San Andrés, estaba muy caro para nuestra fecha. Decidimos cancelar, e intentar volver a emitir hasta San Andrés. En el medio, Colombia cierra sus fronteras a los extranjeros, en razón del Coronaviurs. No había solución.

Con vuelo cancelado, y millas en nuestra cuenta, sólo nos quedaba resolver la reserva de hotel en la isla de San Andrés, 100% abonada desde el año pasado. Un detalle, ERA NO CANCELABLE.

Pero en razón del cierre de fronteras de Colombia, intentamos el reembolso. En rigor de verdad, estábamos bastante seguros de conseguirlo.

Enviamos un pedido al hotel por el canal de chat de Orbitz.com. Tengan en cuenta que se envía mensaje al hotel, NO SE CANCELA, porque en este caso puede no estar previsto un reintegro, y nos encontraremos con mayores problemas.

En la web de Orbitz.com, se ve de esta manera:

axuq8g

Como no recibimos respuesta del hotel, reiteramos nuestro pedido, pero esta vez a la agencia Orbitz.com, vía Mensaje Directo de Twitter. Ya hemos tenido buenos resultados de esta manera.

Tampoco recibimos respuesta, pero hete aquí que al día siguiente el hotel se comunica con nosotros vía el mismo canal de chat, y nos realiza la siguiente propuesta:

Buen dia Entendemos la solicitud, la cadena entiende la situación y por ese motivo ofrecemos una fecha abierta para que puedan programar nuevamente su reserva cuando lo deseen o si ya tienen una fecha establecida después del 01 de junio podemos validar las disponibilidades. Brindamos estas opciones con el fin de que puedan tomar sus vacaciones y disfrutar del destino. Saludos

Como no estábamos seguros de como sería mantener la fecha abierta, volvimos a consultar. No queríamos que nos dejen el crédito a favor, sino que aspirábamos al mismo servicio, la misma cantidad de días. Habíamos conseguido un buen precio. La respuesta llegó al día siguiente:

Su reserva la dejamos en fecha abierta y cuando tengan las nuevas fechas nos las indican, validamos la disponibilidad y hacemos el cambio sin costo alguno

Es claro el pedido de la cadena. Sigan eligiéndonos, no se lleven el dinero.

En esta época de cierre de fronteras, los hoteles (y aerolíneas obviamente también) estarán con bastantes cancelaciones, y se avecinan algunos problemas económicos.

Si se trata de una gran cadena, tal vez el respaldo sea mayor. Si es un hotelito, las dificultades seguramente serán más infranqueables.

Ahora, nos nace esta duda. Dejamos el dinero pagado en la cadena, y luego de estos problemas de nivel mundial, reorganizamos nuestro viaje, o caso contrario pedimos un reembolso y con el dinero en el bolsillo, elegimos sin limitación.

Son muchas cosas que me vienen a la cabeza. ¿Sobrevivirá la cadena o el hotel a esta situación económica? ¿Podremos reclamar eventualmente a la gigantesca agencia Orbitz.com? ¿Retiramos el dinero, y nos queda como crédito en la tarjeta para la compra que gustemos?

Y volvemos a considerar nuevamente la mano que les damos al hotel jugándonos y aceptando la fecha abierta. Mmmm, me parece que… dejar fecha abierta nos está gustando…. 

¿Qué te parece a vos? ¿Tuviste una situación similar? ¿Qué decidiste?

 

 

 

 

Deja un comentario

16 ideas sobre “¿Cancelamos o reprogramamos? La gran incógnita”

A %d blogueros les gusta esto: