El día que American Airlines me ofreció más de 3.000 dólares por cambiar mi vuelo ¡¡Y DIJE QUE NO!!

Este tema para muchos viajeros, es como ser tocados por la varita mágica. Para otros viajeros es una situación imposible, y ni piensan en ella. Pues bien, la cosa fue mas o menos así.

Estábamos volviendo de nuestro viaje de vacaciones de invierno desde Nueva York.

Precisamente, y como no conseguíamos nada más directo, la vuelta había sido:

  • Ibiza-Nueva York, en una regalada business de Air Europa
  • y unos días después Nueva York-Buenos Aires, en un vuelo directo en economy de American Airlines

Ya en Nueva York, se me cruzó varias veces por la cabeza, que algo que suele suceder con American Airlines, por tener sobrevendido el vuelo, por fecha pico, etc, es que te ofrecen cambiar la fecha de tu vuelo a cambio de alguna compensación.

Y dadas las fechas, tal vez era posible que apareciera algo de esto.

Pues bien, resulta que 24 horas antes del vuelo, abre el check in web. Intenté varias veces hacerlo, pero no me permitía avanzar, aún poniendo todos los datos correctos. Suele pasar en esta época que muchos pasajeros no califican para el web check in y sólo se puede hacer en el counter mostrando un par de cosas necesarias para el vuelo.

Así que relajamos un poco, y dijimos, «lo haremos en el counter».

Pues bien, estábamos ya en el remis yendo al JFK, y cómo el viaje venía medio «lerdo», se me ocurrió chusmear si había alguna modificación en el vuelo. Teniendo en cuenta los tiempos, vendría muy bien algún retraso en la partida.

Abro la app de American Airlines, y un cartel avisaba que estaba el check in web disponible. Así que, no se porqué, decidí probar nuevamente. Pude, y me arrojó los boarding pass, que pude agregar en mi Wallet.

Pero esto viene a cuento de que cuándo termino, aparece otro cartel, en el que la aerolínea ofrecía «algo» a quienes estuvieran dispuestos a no volar en esta fecha.

66

Pasando a la pantalla siguiente, mostraba los valores que estaríamos dispuestos a aceptar.

Obviamente, queremos los más altos. Pero suele pasar que si alguien pide menos, dejarán pasar nuestra oferta y el cambio se lo podrían dar al menos exigente.

67

En rigor de verdad, y para entender de que estamos hablando, la aerolínea pregunta «cuánto estamos dispuestos a aceptar por cambiar la fecha de vuelo». Nosotros podemos poner el valor más bajo o el valor más alto.

Paralelamente, la aerolínea se comprometerá a pagarte: traslados a un hotel, el hotel en sí, y las comidas por el tiempo extra que te quedás sin volar.

Poner el valor de compensación más bajo implica que, obviamente, habrá más posibilidades de que la aerolínea acepte tu oferta. Poner el valor más alto, menos posibilidades, pero más jugosa la recompensa.

Y paralelamente, debe haber muchos otros pasajeros que reciben esta propuesta. Si alguno pone 600 dólares mientras nosotros ponemos 1125 dólares, es claro que nos están descalificando.

Y por otro lado, nada es seguro, podés poner el valor más bajo o el más alto, y que nunca resultes ganador de nada.

Habiendo comentado este temita con el grupo viajero, las cosas se complicaron más aún. Alguien del grupo ya venía tirando de la soga desde hace una semana y debía volver, otro alguien tenía que ir sí o sí al colegio luego de una semana de «ratearse», y finalmente otro alguien ya debía reintegrarse a sus labores.

No era un problema, eran tres problemones.

Y luego, esta otra situación, que no se trata de dinero contante y sonante, sino de un crédito para volar. Hice un rápido recuento mental de las últimas búsquedas que realicé en la web de American Airlines y siempre me daba más que ese importe. A no ser que quieras hacer uno de los vuelos más baratos en la fecha más barata.

Ahí estaba cabeza a cabeza el valor del vuelo con la mayor compensación, si era que te la daban:

68

Pues bien, con muchas ganas de aceptar pero complicados con las fechas, finalmente no pedimos nada de nada.

Y este fue el tema que quedó picando en mi cabeza desde ese viaje en Remis al JFK, hasta el día de hoy, en que se los cuento a ustedes, y que espero sea suficiente descarga para dejar de llorar sobre la leche derramada.

Y ustedes ¿Tuvieron alguna oferta similar por cambiar su vuelo? ¿Aceptaron? ¿Se las otorgaron? ¿No estaban complicados de fechas? ¿No sintieron que perdieron muchos dólares y un día más de viaje por no aceptar? Cuenten… cuenten…

Otros posts de nuestro viaje Europa/USA Vacaciones de invierno 2022:

Otros posts de alojamientos:

Deja un comentario

66 ideas sobre “El día que American Airlines me ofreció más de 3.000 dólares por cambiar mi vuelo ¡¡Y DIJE QUE NO!!”

A %d blogueros les gusta esto: