Una actitud poco ética de Latam

Este 2020 promete ser el año de los divorcios, incluso anunciado desde antes que conociéramos el inicio de la crisis mundial.

Latam con una otrora firme alianza con BBVA, viene desde hace rato devaluando los beneficios de quienes somos Gold en la aerolínea gracias a «bancarnos» un paquete Premium World en el banco.

Paralelamente Delta adquirió una parte significativa del paquete accionario de Latam, y gracias a ello Latam se fue de la alianza One World, pero también dejó de relacionarse con una aerolínea socia desde hacía años: American Airlines.

Ni corta ni perezosa, casi despechada, American Airlines ocupó los huecos dejados por Delta y Latam, y rápidamente suscribió una alianza con Gol, a la vez que entró con hermosos canjes en Smiles.

Pero no todo lo que brilla es oro, y American Airlines deja una larga alianza con el Banco Santander, y miles de milleros miran la situación con desazón.

Latam, lejos del BBVA, American Airlines, fuera del Santander ¿cuáles serán los próximos pasos? Sin duda esta situación quita «sueños milleros y bancarios» a más de uno. Pero no importa, desde Ratamundo iremos al banco que más nos convenga, buscaremos el programa de millas que más nos beneficie, necesitamos de todos pero en especial de ninguno.

Latam, y su falta de ética

Algo que está en boca de todos actualmente es la partida de Latam del mercado de cabotaje argentino.

En el mes de Mayo pasado, Latam presentó una solicitud de reorganización por Capítulo 11 de la Ley de Bancarrotas de USA. Era una medida tal vez necesaria, y no afectaba a la filial argentina.

También en Mayo pasado, llegó algo pedido por los milleros argentinos, Latam comenzó a vender millas en pesos, y el consumo ingresaba en pesos. Una medida esperada, de acuerdo.

Hace muy poco, exactamente desde el 1º de Junio y hasta el 7 de Junio, Latam vendió millas con 60% de descuento, en pesos.

Y algunos días después, el 17 de Junio, la pésima noticia, Latam abandonaba el cabotaje argentino, y no sólo avisa que a partir del 22 de Junio se cancelan todos los vuelos domésticos argentinos, sino que recién aquí y ahora, te enterás de que las millas que compraste 10 días antes, no sirven para canjear vuelos por Argentina.

Más allá de este post queda el análisis de si en esta partida tiene algo que ver Delta, o si Delta imaginó en algún momento perder la red doméstica argentina. Tal vez Delta haya calculado que mantener la red desde o hacia 12 destinos en Argentina no le sume demasiado. Vaya a saber…

Pero el punto neurálgico es: hasta donde no esconde alguna intención «malvada» el vender millas exclusivamente a un mercado argentino (porque fue una venta dirigida, con descuento y en pesos), a sabiendas que pocos días después quitarás todos los vuelos domésticos de la grilla, y cancelarás los existentes.

¿Sería posible que sólo 10 días antes de abandonar el país Latam no lo supiera o no lo estuviera evaluando? Y en todo caso, de conocer la situación de salida del país, vendió millas a quienes sabía que no las iban a poder usar para parte de sus proyectos. Porque hay quienes canjean millas, sí, para vuelos a Miami o Galápagos, pero hay miles que usan esas millas para volar a Bariloche o a Salta.

Además, en medio de un contexto de pandemia que obliga e invita en próximos meses a volar sólo a destinos domésticos.

Y tanto como para el que solía usar las millas adquiridas sólo vuelos domésticos, como así también para el que se encuentra obligado por la crisis a volar a acotados destinos del país, comprar esas millas fue tan útil como el famoso «cenicero de moto» o «bocina de avión».

En este contexto, Latam  organiza todo para empezar a vender millas en pesos, ofrece exclusivamente a la Argentina 60% de descuento, y a los 10 días toma la decisión de dejar el país, determinación que seguramente no fue a las apuradas, sino por el contrario, pensada y evaluada.

De esta manera, Latam convirtió la situación en una especie de «yo necesito tus fondos» pero «no te doy mis vuelos».

No es propio de un programa honesto vender millas ofreciendo vuelos domésticos a cambio, y algunos días después de que termina esa venta de millas, decir que te vas del país y que sólo te quedan vuelos internacionales en los que usar esas millas que acabás de comprar.

Si un programa vende millas, debe informar de antemano para que van a servir, para que sólo compre el que sinceramente está interesado en ellas. Ocultar la verdad, es, al menos, poco ético.

Y una bronca final

Más allá del contenido este post quedan las demoras de varios meses que Latam está teniendo en reembolsar las tasas de los vuelos canjeados por millas y cancelados desde hace meses, ya que la naturaleza de esta demora inmersa en la crisis actual es distinta de la actitud calculada previamente a que hacemos referencia con la venta de millas.

En estos casos, y exclusivamente por el valor de las tasas de esos vuelos cancelados, Latam está entregando Travel Vouchers, luego de mucho reclamar, y sin solución alternativa:

xr0agg-1

Pero esta, será harina de otro costal.

Posts relacionados:

 

 

Deja un comentario

40 ideas sobre “Una actitud poco ética de Latam”

A %d blogueros les gusta esto: