El hotel en las Islas Phi Phi, Tailandia: Mountain Beach Resort con parque de agua, barato, cómodo, muchos servicios, la mejor vista, una JOYA en la isla. El mirador, la ciudad, la playa

En nuestro viaje de verano, tocamos Tailandia. Precisamente las islas Phi Phi.

Cómo te contábamos en otra nota, no tuvimos demasiado tiempo para este destino. Sólo 8 días, y decidimos dividirlo entre 5 días Phuket, y 3 días Bangkok.

Consultamos al genio de Jorge, del blog Infoviajera.com acerca de su parecer y nos aconsejó la bella Phi Phi.

Pues bien, entonces armamos los 5 días de Phuket:

  • El vuelo llegaba el 11 a las 21 horas, ya no hacíamos tiempo a salir para un ferry. Salió primera noche en Phuket, hotel a 10 cuadras del aeropuerto. Muy lindo, 36 dólares
  • Al día siguiente, nos pasaron a buscar para ir a Phi Phi
    • La empresa que organiza estos traslados se llama 12Go
    • Tiene muy buena calificación en TrustPilot
    • Tuvimos para elegir entre muchos transfer y muchos ferrys. Elegimos uno a las 10.40, para aprovechar el desayuno, y combinamos Transfer con buena calificación, y ferry igual calificado, speed boat. A las 13 llegaríamos a Phi Phi. Costo, 1400 baths, mas 1000 baths extra porque el hotel estaba más lejos de lo habitual = 75 dólares, dos personas
    • Para la vuelta, traslado similar
  • Nos quedaban 4 días en Phi Phi, para luego volver a Phuket,
  • De vuelta en Phuket haríamos noche en el mismo hotel de la llegada, pero en una habitación tipo departamento, más linda, 48 dólares.
  • De paso, como los traslados exigían máximos de valija de 15 kilos, reordenamos nuestros 3 paquetes despachados, dos valijas y un bolso gigante. Viajaríamos livianos, sólo lo indispensable para 4 días en una isla. El resto, se quedaba en el hotel de Phuket, ya que era el mismo a la llegada y a la partida, y teníamos DOS reservas con 4 días de diferencia.
  • Finalmente, tomar un vuelo de la low cost Thai Smiles rumbo a Bangkok.

Así que luego de estar una noche en vela armando todo lo anterior (literal), llegadas, hotel, traslados, etc, nos quedaron 4 días para elegir alojamiento en Phi Phi.

Demás está decir que no pensábamos hacer ninguna excursión. Tal vez alguna local, en la misma isla, o nada. Sólo descansar al rayo del sol con este bellísimo mar.

Jorge nos había recomendado un hotel bellísimo, con piscina individual. Las 2 horas que demoré en pensarlo, fueron suficientes para perder uno de los 4 días en los que estaba disponible la última habitación de ese hotel. 

Así que la tarea fue buscar otro hotel. Usamos varias plataformas. Booking, Orbitz y Agoda.

Costó elegir. Mucho. El hotel estaría muy cerca de Long Beach, calificada como la segunda mejor playa de la isla (la primera es Monkey Beach, y no hay hoteles cerca).

Y nos llamó la atención mucho su parque de agua. Varias imitaciones de animales de las que salían innumerables toboganes, hacia uno y otro lado de las varias piscinas del hotel.

El PP Mountain Beach Resort y Waterpark

Reserva

La plataforma que arrojaba un valor espectacular era Agoda. No se porque, dicen que porque la sede de Agoda es en Singapur y su lado fuerte es la cotización de alojamientos en Asia, pero el valor era DE LA MITAD de otras plataformas: ¡¡Armando destinos, hoteles y traslados en Phuket, Tailandia!! Cómo ahorramos MUCHO en alojamiento

Básicamente, mientras en Booking estaba 579 dólares, en Agoda 281 dólares. Increíble el ahorro.

Debemos destacar que registrándote, Agoda te da mejores valores. Y además te brinda muchos códigos de descuento.

En el caso, esta habitación tenía un gran descuento, a lo que se sumó el descuento por estar registrado y con la «treta» de llegar al final y no reservar, Agoda comienza a mandarte más códigos de descuento. Ahí sacamos algo más, que dejó a la reserva en un valor realmente increíble.

Llegando al hotel

Todo se desarrolló de acuerdo a lo previsto. Llegamos al muelle de Phi Phi antes de las 13.

Acá hubo un malentendido con el hotel, esperábamos que nos manden a recoger, y como el tiempo pasaba terminamos acercándonos por nuestra cuenta al hotel. Las distancias decían 2.2 kilómetros. La realidad, es que era una cuesta super empinada y de dificultosa subida a pie.

En medio de la subida, apareció la camioneta del hotel que nos llevó hasta el mismo para hacer el check in.

Este fue el único percance de la innumerable cantidad y calidad de cosas que nos brindó el hotel.

Esta es la localización en el Google Maps:

PP Mountain Beach Resort – Google Maps

El hotel

El complejo del hotel, es verdaderamente bello. Rodeado por vegetación espesa, en sus calles internas tiene pasto, palmeras y plantas con flores, todo muy cuidado.

A cada paso que das, encontrás personal del hotel que cubre su cara con una enorme sonrisa al verte llegar. 

En la recepción siempre vemos personal, atentos y preparados para atenderte.

Un detalle: el hotel se localiza sobre un cerro, lejos de la ciudad o de las playas. Por ende, reina constantemente la paz y tranquilidad, fauna de todo tipo y color, vegetación exuberante, y el aroma clásico de vegetación agreste.

El Parque

Recorrimos el parque varias veces. En esta pasada, tomamos un videíto con la enorme cantidad de imitaciones de animales que hay en todo el parque. Realmente es cuestión de mirar y descubrir cosas nuevas:

Y así se ve el parque en acción:

 

 

 

La habitación

Una habitación enorme, 52 metros cuadrados, todo hecho a nuevo, un piso de madera estilo entarugado bellísimo, el aroma a madera de la habitación es una verdadera delicia.

La cantidad de «cositas» que te dejan, son admirables: las típicas del baño, cepillo de dientes, hisopos, jabones, y frascos grandes de shampú, gel de ducha y crema corporal. Bolsitas descartables.

El baño es enorme, tiene dos ventanales con cortinas de madera. La grifería una belleza, con lluvia grande, duchador de mano y canilla.

Toallas y alfombritas nuevas.

En la habitación, snacks y bebidas, incluyendo dos botellas de agua por día sin cargo.

Caja fuerte.

Ojotas y pantuflas de regalo. Batas, paraguas, cafetera, elementos para hacer café o té.

La cama Queen Size, con gran espacio a los pies de la cama, un lindo diván, tele, etc.

Acá, el video de la habitación:

Finalmente, balcón grande, piso de la misma madera, con vista al parque:

Siempre tuvimos wi fi de buena velocidad. De hecho, subimos muchos videos a redes.

El desayuno

Son básicamente dos mesas largas.

La primera, con mucha variedad de frutas locales. Se destaca el ananá dulce y delicioso, la sandía jugosa y con pocas semillas, y la vistosa fruta del dragón.

La segunda mesa, con variedad de salados. Huevos revueltos o hechos tipo fritos, pollos, carnes y pastas cocidas de distintas formas, siempre aderezadas con las maravillosas especias locales.

Café, te, jugos, agua.

Todo impecable. Nos dimos varios gustos saboreando casi todo lo que había y siempre los sabores fueron deliciosos y la comida super fresca.

Y sobre todas las cosas, resalta la bellísima vista hacia la playa Loh Moo Dee.

Acá, un videíto de un desayuno (cambia de comidas todos los días):

El día Domingo no hubo buffet, tal vez por la poca cantidad de «inquilinos». Nos preguntaron que nos gustaría desayunar, con una veintena de opciones, al mejor estilo restaurant.

Cómo pensamos que vendría una cantidad pequeña de cada cosa, tal como nos servimos a diario, pedimos 3 o 4 delicias locales.

Vino un plato entero de cada cosa, una locura en cantidad y en sabores. La verdad, muy generosos:

6162636465 

 

Y así responden nuestros seguidores, con los que coincidimos en los gustos:

 

56

Distancias y transfer

Desde el hotel a la playa más cercana son unos 950 metros. Precisamente la Long Beach, calificada como la segunda mejor playa de las islas Phi Phi.

54

A la ciudad, hay unos 2,2 kilómetros:

55

Las idas a la playa o a la ciudad, son en bajada, sencillas. pero las vueltas, en subida, no son para nada fáciles.

Por eso, el hotel tiene varias camionetas a disposición. Si bien está prevista una salida por hora entre las 7 am y las 9 pm, cuándo fuimos a la recepción, siempre están a disposición. Para ir a la playa o a la ciudad.

 

image_67786377-5b0e-4439-bcd2-2b7bbaf4df6c

Se trata de unas lindas camionetas con dos asientos largos atrás, techada, identificadas con el logo del hotel.

66

A la inversa, para regresar de la playa o de la ciudad, sólo es cuestión de hacer una llamada al hotel y en algunos minutos llegan a buscarte (comentaban que por Whatsapp también reciben los pedidos, pero como teníamos llamadas libres con roaming mundial de Movistar, no arriesgamos a que tarden para ver el mensaje).

Debe destacarse como importante, que las camionetas que van a la playa Long Beach te dejan en el complejo del otro hotel que también es parte de este grupo, The Beach Resort. Y por ser parte, también podés usar reposeras y sombrillas en un solarium privado, las instalaciones (toilettes), piscina infinita y obviamente la playa (que es pública).

Por su parte, la ciudad tiene un sinnúmero de callecitas bellísimas para perderse. El tema es que la camioneta no puede ingresar, y te deja a unas cuadras del centro. Calculamos 5/6 cuadras.

Fuera de esos horarios, también te llevan o pasan a buscar, pero con un recargo de algunos dólares por persona (3 a 6 dólares, de acuerdo al horario, por tramo).

También cuentan con un bote transfer para el día del check out, que nos viene de maravillas.

El mirador

Uno de los puntos destacados de la isla, es el mirador Point View. Y lo tenés a sólo 100 metros del hotel.

Con el agregado de que en este mirador hay un restaurant con piso de madera, tipo balcón en el aire, en el que hicimos todas nuestras cenas. Con una vista inimaginable, una comida super sabrosa, y a unos precios super accesibles, alrededor de 20 dólares la cena para dos personas.

Acá, uno de los videos que tomamos en el lugar:

La ciudad

Cómo contamos antes, la ciudad es muy bella con típicas características del lugar. 

Hay negocios para comprar algo de comida, como pizza o waffles con nutella, supermercaditos, tiendas de ropa, souvernirs, bares de todo tipo y color.

Acá hay un videíto que te permitirá apreciar una cuadra completa:

La bella playa Long Beach

Está calificada o considerada como la segunda playa más linda de la isla Phi Phi. 

La arena es blanca, no completamente fina ni uniforme, y el agua es cálida y transparente. Algo de oleaje siempre hay.

También podrás encontrar botes que salen, llegan o pasan hacia sus excursiones. Algunos, no tantos.

Si me preguntás, una vez dentro del agua, con la transparencia hasta el fondo del mar, realmente se siente muy parecido al mar de Seychelles. Realmente una delicia, a lo que se suman las vistas características de esta zona, como los promontorios cubiertos de vegetación, o los botes típicos:

57

Como te contamos antes, las camionetas del hotel que van a la playa Long Beach te dejan en el complejo del otro hotel que también es parte de este grupo, The Beach Resort. Y por ser parte, también podés usar reposeras y sombrillas en un solarium privado, las instalaciones (toilettes), piscina infinita y obviamente la playa (que es pública).

Así se ve la piscina y el mar:

En la playa también tenés el servicio pago de masaje tailandés, al cual nos dedicaremos en otro post:

58

También hay un restaurante muy grande, con precios accesibles:

Conclusión

El hotel PPMountain Beach Resort and Waterpark es una excelente opción, con una atención de privilegio, en una habitación preciosa en la que había todo tipo de detalles. Agregando la paz y tranquilidad de un lugar muy cuidado.

La manera de reservar fue espectacular, y nos permitió pagar mitad de precio a través de la plataforma Agoda.

Completan el panorama muchísimos aspectos, como el mirador, la ciudad o las playas.

 

Posts relacionados con nuestro viaje Europa/Asia 2023:

Posts de Salas Vip:

Otros posts de alojamiento:

Deja un comentario

20 ideas sobre “El hotel en las Islas Phi Phi, Tailandia: Mountain Beach Resort con parque de agua, barato, cómodo, muchos servicios, la mejor vista, una JOYA en la isla. El mirador, la ciudad, la playa”

A %d blogueros les gusta esto: